• La historia de un chaval que sabe dónde está el tesoro y sabe que todos van a atacar con muchas preguntas. Por casualidad, una película así tendría que haber sido policial hace 30 años, suicida, travestis, indiferencia total por la religión, proxenetismo, homosexualidad, madre soltera, toda la caricatura de los años 2000 se encuentra ahí,en su forma más suave y dulce. Sólo Géraldine no es suave, es siempre algo ordinaria, pero bella. Y gótica esta vez..  Efectivamente, vemos una galería de gente de cine francés, masomenos jóvenes, solo faltaría Depardieu. Es la voluntad ( y el talento) del director un ex crítico de cine clásico realmente enamorado y con una gran nostalgia por las lentejuelas. Por suerte, los dos jóvenes homosexuales desconocidos están totalmente a la altura. Lo que hace que tengamos un ronroneo en la oscuridad, es entre otras cosas, que podemos adivinar los diálogos que se darán en el próximo cuarto de hora. Existen todos los  poncifs del guión actual, incluyendo el encuentro antediluviano revelado 10 años después. Pero es justamente este chocolatito esponjoso, durante una bella tarde dominical de invierno, que funciona. El guión que gira en torno al espectáculo permite que se de una pequeña parábola y algunas otras libertades con la verdad. Al final, la elección de los actores, los diálogos contemporáneos y verosímiles a la vez, pasados de moda y delicados al mismo tiempo. Una película que no es genial, pero que gusta al espectador por su lado « too much ». Un humor simple, encanto, no vuela muy alto, un postre amable y simpático.

Categories: Revisión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *